¿Te imaginas que puedan valorarte igual que se valora un restaurante? Ese momento ha llegado

El final de la humanidad tal y como la conocemos ha llegado. El apocalipsis no ha venido en forma de 4 jinetes sino en forma de 2 chicas, Julia Cordray (CEO) y Nicole McCullough (Co-fundadora) de Peeple, la primera aplicación que permite valorar a las personas en vez de a negocios como ya estábamos acostumbrados. La aplicación

El final de la humanidad tal y como la conocemos ha llegado. El apocalipsis no ha venido en forma de 4 jinetes sino en forma de 2 chicas, Julia Cordray (CEO) y Nicole McCullough (Co-fundadora) de Peeple, la primera aplicación que permite valorar a las personas en vez de a negocios como ya estábamos acostumbrados. La aplicación funciona de una forma muy sencilla, tienes que elegir a una persona, el único requisito es que esté en Facebook, no hace falta que esté registrado en la aplicación, indicas si tu relación con ella ha sido profesional, personal o sentimental y la valoras de 1 a 5 estrellas y añades un comentario que todo el mundo va a poder ver.

El 30 de Septiembre de 2015 the Washington Post, hizo un articulo que tituló “Ahora todo el mundo va a poder valorarte como persona aunque tu no lo autorices” y ahí justo fue cuando empezó la lluvia de mierda por parte de los internautas.

La gente estaba bastante cabreada con el hecho de que cualquiera iba a poder consultar estos datos sobre ellos sin su consentimiento, empezaron con un claro y brutal caso de Bullying en línea contra sus fundadoras haciendo públicos datos de ellas e incluso de sus familias. En un video que pusieron en Youtube sobre la aplicación un usuario posteó un comentario en el que indicaba la dirección de la casa de Cordray y le sugería a la gente “Si alguien quiere matarla aquí tenéis su dirección” y otro usuario en Twitter incluso daba detalles del color de su puerta y de cosas que tenía alrededor de su casa.

Las creadoras de la App permanecieron en silencio y mientras tanto la historia se hizo tan viral y generó tanta polémica que incluso los medios dudaron de si sería algún acto de publicidad con el que habían engañado a todo el mundo. Cordray explicó semanas después que prefirieron callar para evitar más polémicas.

Cuando tuvieron tiempo de explicarse dijeron a los medios que ellas no querían crear una aplicación para destacar cosas negativas de los demás sino positivas y que agradecian la reacción de la gente porque les había ayudado a pensar en una mejor aplicación.

Finalmente no va a tener 5 estrellas para valorar, el sistema va a ser binario, o apoyas a esa persona o no. Tampoco vas a poder valorar a alguien que no esté registrado en la aplicación.

Han confirmado que la valoración de la empresa está en torno a los 8 millones de dólares y que han conseguido recaudar para su financiación entre familiares y amigos en torno a los 400.000.

Está claro que el tema suscita polémica, ¿Algún programador que vea esta web pensará en hacer algo parecido para nuestro mercado?… Quien sabe, ahora me despido con la moraleja de toda esta historia. Un abrazo.

“Estimo mucho a las personas que conozco. De ahí que no trate de conocer a nadie.” Pitigrilli (1893-1975) Escritor italiano.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *